Sobre el autor

Ciclosfera

Los redactores de www.ciclosfera.com somos los responsables de este artículo: hemos buscado toda la información disponible para que tengas los mejores datos sobre el tema. ¡Esperamos que te guste!

Artículos Relativos

3 Comentarios

  1. 1

    Miguelangel Da Vila

    Este es exactamente el ejemplo de la ideología ultraconservadora del S. XXI, no es la primera vez que un político estadounidense se manifiesta en contra de la bici, me viene a la mente el idiota de Ed Orcut que alegaba que la huella de CO2 de un ciclista es mayor a la de un coche. También en Polonia Witold Waszczykowski se manifestó contra ciclistas y vegetarianos por ser contrarios a los valores conservadores actuales de su gobierno. Como toda ideología dura, el plano simbólico es vital, y se persigue al ciclista más por un tema simbólico o de valores que asociamos a la bici: libertad, igualdad, independencia y cosas así. Mientras que el auto es el símbolo del estatus, de valores aspiracionales asociados al dinero como medida del éxito. Así que tener automóvil es signo de ser políticamente correcto, de abrazar los valores conservadores y mediante su uso, llevar a la praxis la tenencia de un estatus o la pertenencia a una clase superior a la de los ciclistas y peatones, ejercida con prepotencia en muchos casos. No es de extrañar que haya una reacción conservadora a una manifestación cuasi libertaria, cuasi comunista como la cultura ciclista. Así que, ciclistas, avispados que os pilla el reaccionario.

    Responder
  2. 2

    AL

    Menuda pajas mentales que os hacéis.
    Según vuestors postulados los conservadores odian la bici.
    Pues bien, yo soy un ciclista urbano de L-V Madrileño y detesto el populismo de Podemos y en general la izquierda. También detesto la corrupción y me dá igual que sea de izquierdas o de derechas.
    No etiquetemos a la gente, no dispensemos carnets de democratas a quienes piensen como nosotros….un poquito de rigor.
    Ale…a seguir pedaleando….LIBRES.

    Responder
    1. 2.1

      EL

      El hecho de postularse como una persona “de derechas” (conservador, neoliberal, etc), por descarte, sólo lleva a ser dos cosas (o las dos a la vez): ignorante (ya que no se sabe lo que es/representa ser de esa “facción” política), o mala persona (egoísta), ya que sabiendo o no qué representa ser de esa “facción” política, no se está de acuerdo en políticas sociales, reparto de bienes, igualdad, etc (principales paradigmas de la izquierda, injusta y absurdamente llamados “populismo” por los ignorantes).
      Así que a leer y a aprender un poco más.

      PD: La LIBERTAD no es poder depositar una absurda papeleta cada cuatro años…

      Responder

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *