Sobre el autor

Dani Cabezas

Periodista, músico... y ciclista urbano. Nuestro redactor jefe se mueve como pez en el agua entre el tráfico de la ciudad, ya sea a bordo de su bici de carretera o su plegable. Compagina su trabajo en Ciclosfera con su banda, Le Traste, y su sello discográfico, Anomia. ¡Pedales y rock and roll!

Artículos relacionados

8 Comentarios

  1. 1

    Enrique

    A mi modo de ver, tal como está planteada la pregunta, la respuesta tiene que ser tajante: no, los ciclistas (ni nadie ) no debemos saltarnos los semáforos en rojo ni ninguna otra norma de circulación porque somos parte del tráfico diario y las reglas están hechas para facilitar la convivencia y, por tanto, hay que respetarlas.

    Cuestión distinta es que se promueva que haya reglas específicas para ciclistas – pasos adelantados como para las motos, permiso de giro a derecha o izquierda aun con semáforo en rojo…- pero en ese caso no nos estaríamos saltando nada sino cumpliendo las normas, que me parece que es la esencia de la educación viaria y que todos debemos cumplir.

    Responder
  2. 2

    Paco Díaz

    Como dije en el post anterior, estoy a favor de que se establezcan sistemas de compensación para los ciclistas, por seguridad para todos, tales como franjas reservadas de posición adelantada (como las motocicletas), o semáforos con un 4º color destinado a que las bicicletas arranquen un poco antes -con el tráfico perpendicular ya cerrado, claro, tanto para vehículos como peatones-, pero lo de ignorar el rojo, cruzar sobre pasos de peatones según únicamente la apreciación visual del ciclista me parece un error que puede ocasionar “situaciones de riesgo y un mal ejemplo”, como dice Haritz Ferrando, que agravará la idea de “los ciclistas hacen lo que les da la gana”, que tienen muchos peatones y conductores.
    Y, aunque suene como un aguafiestas en esta página, me duele decir que la experiencia me está demostrando que más del 50% de los ciclistas urbanos con los que me cruzo cada día no estarían a la altura de que sería exigible en materia de seguridad (hacia ellos mismos y hacia los demás) que esa “libertad de movimiento” que propone este estudio supondría. Esta noche, sin ir más lejos, me he cruzado con no menos de 10 ciclistas que llevaban auriculares (me imagino que conectados a smartphones o similares que deben valer de 70-80 € en adelante), pero ninguno llevaba luces en la bicicleta (que por 5-7 € te puedes conseguir algo apañado), y algunos de ellos circulando entre un tráfico intenso de avenida, y sin chaleco reflectante y sin casco, que por lo menos compensarían la falta de visibilidad. Afortunadamente las bicis públicas de Sevici llevan luces de serie.
    Jon Aguirre Such habla de que el coche es el que tiene mayores privilegios, pero también es el que tiene mayores obligaciones : además de ciclista, tengo el B1 desde hace 20 años y he tenido coche, y para ello ha sido necesario/obligatorio hacer un curso de autoescuela y pruebas teorico-prácticas, pagar un impuesto de circulación, la obligación de matricular el vehículo, obligación de tener un seguro, obligación de pasar una ITV anual. Nada de eso se le pide a una persona que coge una bicicleta, simplemente se monta, pedalea y ya está, a circular con los demás (en otra ocasión ya hablé de la cantidad de problemas que puede ahorrar un seguro de ciclista de 30 €/año, pero de momento de nuevo sólo el Sevici lo tiene de serie). Luego, si le ponen una multa a un ciclista se dice “¡menos penalización, más formación! (pero nada obligatorio, claro)”. Y en cuanto a ese idílico pasado de “un continuo en el que convivían de manera armónica los diferentes modos de transporte”, se olvida Jon de lo caótico y peligroso que podía ser el tráfico de carretas de carga, coches de punto, landós, tranvías (Pierre Curie murió atropellado por un carro y Gaudí por un tranvía, y se sabe de ellos porque fueron famosos, que de los anónimos nadie se acuerda). Y según la wiki, entre la difusión de la bicicleta moderna (Dunlop-1890) y el Ford-T (1908) apenas hay 2 décadas.
    En definitiva, creo que en todos los sectores (personas, normas e infraestructuras viarias) hay que buscar cambios en pos de la seguridad, sin demonizar a nadie, dando ejemplo y ganándonos ese espacio en la calle y ese respeto no con privilegios dudosos sino dando ejemplo y demostrando que menos ruedas no significa menos educación.

    Responder
  3. 3

    Guillermo Galindo

    Soy de la Ciudad de México. Como dice Haritz Ferrando (BiciTerrassa Club) debemos hacer leyes que consideren mas a las bicis y a los peatones. Saludos.

    Responder
  4. 4

    Joaquín

    Obviamente, como cualquier vehículo que circule por la vía pública, los ciclistas deber respetar la señalización.
    Mal vamos a poder demandar respeto si los que vamos en dos ruedas no respetamos la reglamentación.
    Otra cosa es, y debería de ser, que si se pretende ir hacia ciudades más sostenibles y más limpias fomentando el uso de la bici como parte de las medidas a adoptar, se articulen normas que garanticen la prioridad de peatones y ciclistas.

    Responder
  5. 5

    Alertaciclista

    Quizá la pregunta debería ser, ¿debemos los peatones respetar los semáforos? Todos diremos que sí, pero todos nos los saltamos.

    Aquí hay muchas personas que están diciendo que debemos respetar las normas porque son las normas. Bueno, no hay absolutamente nadie que no se salte un semáforo. No sé de qué estamos hablando realmente.

    Los semáforos son necesarios para regular el tráfico de vehículos que se mueven a grandes velocidades. Los semáforos existen para darle prioridad al tráfico de vehículos motorizados y que pueda correr por la ciudad.

    Como peatón llego al semáforo y si no viene nadie paso. Con la bicicleta también.

    ¿Debemos respetar los semáforos? Claro, si queremos que nada cambie.

    Responder
    1. 5.1

      Paco Diaz

      “Como peatón llego al semáforo y si no viene nadie paso. Con la bicicleta también.”
      Si no viene nadie a 200 metros ¿pasa? Supongo que sí.
      ¿ Y a 100 metros? ¿pasa? También lo supongo.
      ¿Y a 50 metros? ¿pasa también?
      ¿y a 20 metros? ¿y a 10? ¿dónde pone la separación? Supongo que en “el sentido común”, o en el “yo controlo”. Más a menudo de lo que me gustaría he visto (peatones, ciclistas, motoristas y automovilistas también) pasar con el semáforo en rojo un cruce con tráfico (ciclistas incluidos: yo mismo) viniendo a 10 metros… y menos, y supongo que todos ellos “controlaban”. Esa es la cuestión: que la apreciación de lo que es seguro y lo que es peligroso queda a elección del usuario que puede calcular mal los valores de espacio y tiempo disponible, o mirar más a la izquierda que a la derecha (como pasa a veces en los “ceda el paso” o los stops), y si fuera un riesgo que sólo afecta a quien lo toma sería una cosa, pero cuando se implica a otro ya se mete uno en algo más grave, si cabe. Y como yo también podría equivocarme, pasar en rojo supone una responsabilidad que de momento no pienso tomar; si algo sale mal al menos que no sea porque yo me salté un semáforo.

      Responder
  6. 6

    Carlos

    Me resultan siempre chocantes, este tipode artículos donde se plantean cuestiones tajantes con dos únicas respuestas posibles.
    Soy peatón, ciclista urbano y soy conductor de moto y de coche, si bien es cierto que esto último ocasionalmente.

    Si voy en moto o en coche siempre respeto las normas, en moto soy el príncipal perjudicado (algo en común con la bici y el peatón), en coche soy demasiado peligroso, una tonelada de chatarra a 40 por hora no creo que sea para tomarsela a broma como hace mucha gente.

    Cuando pedaleo no siempre respeto las normas, lo prioritario es mi seguridad en la calzada. Si para mi seguridad es aconsejable que salga de un semaforo unos segundos antes de que se ponga la luz verde lo haré, si es mejor que pase con la luz roja, para dejar atras a los coches y circular mas seguro lo haré. Asimismpo, en algún caso en que utilizo aceras, si tengo que parar para no molestar a los peatones lo haré.

    Como peatón, creo que sería interminable la cantidad de veces que me salto las normas y antes de que nadie se eche las manos a la cabeza, resulta que cruzar una calle por una zona que no sea paso de peatones, es salterse las normas.

    Estoy de acuerdo totalmente con ha comentado que ni el 50% de los ciclistas esta a la altura de que sería exigible en materia de seguridad (hacia ellos mismos y hacia los demás).
    Tampoco me considero por encima del bien y del mal. Simplemente quiero llegar entero a mi casa y los pocos incidentes que he tenido, se los debo a amables conductores y conductoras que desde su habitaculo siguén viendo a la bicicleta como algo molesto e incomodo, conducido por seres indestructibles por golpes y choques.

    Saludos

    Responder
  7. 7

    Pasaba por aquí

    El peligro de que la bici se salte el semáforo está en que el coche al que se le ha abierto el verde en la otra parte del cruce se la lleve por delante. Y no es correcto echarle la responsabilidad sólo al conductor del vehículo diciéndole que debería haber mirado.

    Si es la señal que hay estamos obligados a respetarla. Quien no la respeta tiene la primera culpa.

    Responder

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *