Sobre el autor

Dani Cabezas

Periodista, músico... y ciclista urbano. Nuestro redactor jefe se mueve como pez en el agua entre el tráfico de la ciudad, ya sea a bordo de su bici de carretera o su plegable. Compagina su trabajo en Ciclosfera con su banda, Le Traste, y su sello discográfico, Anomia. ¡Pedales y rock and roll!

Artículos Relativos

2 Comentarios

  1. 1

    www.transitus.net

    He leido vuestro post con mucha atecion y me ha parecido ameno ademas de bien redactado. No dejeis de cuidar esta web es buena.
    Saludos

    Responder
  2. 2

    kino

    Yo en general no recomendaría comprar bicis de segunda mano, me refiero a bicis desconocidas evidentemente.

    1-) Nadie o casi nadie va a aportar facturas de compra de la bici, repuestos, revisiones, y por supuesto siempre os mentirán acerca de los kilómetros y uso de la bici. No me refiero a que sea una bici robada, me refiero a que no sabes el uso y desgaste que ha tenido y aprovecho para recordar al que no lo sepa que hoy en día las bicis no duran como las de nuestros abuelos, una bici de aluminio tiene una vida útil garantizada por el fabricante de 5 años y las de Titanio o carbono también. Las garantías de…”por vida” de los fabricantes se refieren a esa vida útil no la “vida del comprador” y siempre ante defectos de fabricación. Así ocurre que una bici de aluminio con 5 años de uso normal y sin accidentes estaría en la última etapa de su vida útil (garantizada por el constructor). La vida real es otra cosa, puede durar otros 5 años o puede durar 6 meses, es lo que hay.

    2-) En la mayoría de los casos las bicicletas están sobrevaloradas por el vendedor por falta de objetividad, no digo que por mala fé, sino por el apego, la inversión realizada, etc. Un ejemplo típico suele ser alguien que vende una bici de carbono (con 5 años de uso), con unas ruedas actualizadas (pero con 2 años de uso) y una transmisión actualizada (con 1 año de uso) casi al mismo precio que me costaría ir a una tienda de la marca y comprarla nueva con su garantía oficial y cero kilómetros de desgaste en componentes+cuadro/horquilla. Y te cuentan “es que yo la he actualizado y me gasté una pasta..”. Noooo, hace 2 años te tocaba cambiar transmisión, decidiste ponerle algo mejor, a día de hoy esa transmisión ya está vieja y a mí me tocará cambiarla dentro de 1 año otra vez.

    3-) Creo que se asumen muchos riesgos para ahorrar poco dinero. Yo mismo corrí ese riesgo hace poco y compre una bici gravel de 3 años a mitad de precio de la versión 2015, razonable para una bici de aluminio para uso de carretera, y quería hacerle alguna sencilla modificación (manillar y cambios). Hasta aquí suena bien.
    Entre montaje+ engrase +ajustes + cadena nueva + manillar y cambios, al final me ahorré solo 150 euros respecto al modelo nuevo del 2015, y aunque estructuralmente la bici no parece tener problemas sigo teniendo dudas de si habré acertado o no, el ahorro ha sido mínimo.

    Responder

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *